Perfumes

¿Qué es el perfume?

La historia del perfume discurre unida a la de las civilizaciones que lo han incorporado de forma necesaria en su vida cotidiana y para su evolución. Las más antiguas culturas, desde Egipto hasta Grecia, utilizaban en sus ritos religiosos flores, resinas y plantas aromáticas, era empleado como ofrenda a los Dioses, sorprende que todavía hoy se siguen utilizando y teniendo ciertos aromas significados en las ceremonias religiosas como en sus inicios, pero el perfume es muchísimo más. En la Edad media solían los aromas de las plantas proteger frente a epidemias, mientras que los perfumes que llegaban de Oriente se asociaban con los placeres sexuales.

El perfume lleva impregnado en su ser aquellos días de la Época Clásica en los que el París exquisito del Rey Sol convirtió el perfume en el accesorio imprescindible del buen gusto, y su Corte pasó a la historia como la Corte perfumada.

Los aromas y perfumes nuevos comienzan a surgir con las modas en el Siglo de las Luces, y la publicidad lo impone como norma de elegancia y refinamiento, las notas de los perfumes se impondrán en cada época según sus contextos sociales, la mujer de la época romántica buscó un perfume delicado que mostrara su personalidad y exclusividad, pero poco a poco ese carácter exclusivo se fue democratizando conforme lo hacía la sociedad. Pero no, un perfume no es sólo moda, o convencionalismos, un perfume es mucho más que el complemento del buen gusto, podría clasificarse como el complemento perfecto.

Hoy lo sabemos, hay quien vuelve a casa a por su fragancia elegida cuando se da cuenta de que se le ha olvidado de camino a una velada importante, amigos míos me lo han contado. Y quién no se ha girado alguna vez a mirar a un hombre o a una mujer que ha pasado a nuestro lado porque olía embriagador, y hemos deseado pararle curiosos para conseguir el nombre del perfume o incluso nos hemos sentido atraídos por esa persona.

Señores y señoras, el perfume es un complemento de seducción, los publicistas lo saben y todos lo sabemos, aunque ellos quieran explotar sólo ese aspecto del perfume, el que nos ayuda a sentirnos más atractivos, nos hace sexys y poderosos, fuertes, pues es también parte de nuestra carta de presentación, en una entrevista de trabajo parece que la gente supiera cosas de nosotros, puede que seamos el candidato perfecto al puesto sólo con olernos al entrar en un despacho, en una sala de espera, puede que seamos el centro de las miradas, incluso que en un comercio ya conozcan nuestro nombre al entrar, porque señores y señoras, el perfume mueve emociones, las arranca, las hace aflorar y a la gente le gustan esas emociones, por eso preguntan por nosotros y nos miran cuando llevamos ese perfume, utilizamos el perfume para crearnos, el perfume es un hermoso complemento en nuestra tarea cotidiana de ser arte, de ver el mundo con otros ojos y hacer que los demás conozcan algo más de nosotros, perfumarnos con determinados matices es la manifestación, el gesto que elegimos para mostrar parte de nuestra personalidad, de lo que somos, de lo que nos gusta y quizás de lo que no nos apetece, puesto que todos los perfumes no son para todos, ni nos gustan, ni nos hacen sentir bien, pero hay otros que nos embriagan, que nos emocionan, que nos hacen ver cosas maravillosas, cada uno es un perfume diferente, un matiz que se funde en nuestra piel construyendo nuestro aroma único y particular que nos hace distintos, de otra manera y por eso el perfume nos gusta tanto.

Pero, el perfume, es más todavía, sabemos estamos seguros que no es solamente una definición química conocida como aquella sustancia que se utiliza para dar buen olor. Cuando hablamos del perfume hablamos y sabemos de momentos únicos, mágicos, de recuerdos embriagadores y presentes desbordantes de impulso, de vida, de felicidad, de emociones, incluso de tristeza o malos recuerdos para otros también muy a nuestro pesar, el perfume nos hace sentirnos vivos, y nos hace retroceder al pasado, tiene esa doble faceta que ataca cuando menos te lo esperas, o incluso cuando lo necesitas, puede ser un aliado frente al ánimo bajo, la aromaterapia tiene fervientes seguidores en todo el mundo, no hace falta irse a los grandes centros de estética o terapéuticos, no hace falta irnos a un spa, ¿quién no se ha sentido relajado después de un duro día al darse un baño con un jabón perfumado o perfumándonos con una fragancia de notas suaves una vez acabada la ducha y antes de ir a la cama?, el perfume forma parte de nuestras vidas, del día a día, de nuestra identidad, nos vincula de una forma especial con los demás y con el mundo, señores y señoras: ELIJAMOS NUESTRO PERFUME.

¿Pueden los bebes o niños recién nacidos utilizar perfume?

Existen fragancias exclusivas para bebes que no contienen alcohol y sus ingredientes respetan íntegramente la piel del recién nacido. No se recomienda el uso de perfumes o de colonias directamente sobre la piel hasta que el niño no tiene al menos un año de edad para evitar posibles irritaciones en la piel. Nuestra recomendación es utilizar fragancias sin alcohol como “Petits et Mamans de Bvlgari (sin alcochol)” o cualquier fragancia de niños aplicada sobre su ropa y no sobre la piel.

¿Debo cambiar o diversificar el perfume?

Las fragancias están creadas para acompañar a las personas en sus actividades a lo largo del día con el objetivo ya sea de gustar o agradar a las demás personas, para atraer, como para el propio placer personal disfrutando de un aroma o utilizándolo de manera terapéutica incluso para subir el ánimo o relajarnos. Por eso es necesario que variemos nuestro aroma, nuestras fragancias para adaptarlos a las situaciones y al momento del día.

Igual que no nos vestimos de la misma manera cuando vamos a una boda o acudimos a una cita amorosa que cuando vamos a trabajar o para ir al gimnasio, debemos saber vestirnos de manera correcta con nuestro perfume.

No debemos utilizar la misma fragancia por la mañana y por la noche, los distintos momentos requieren complementos distintos. No debemos tampoco aplicar fragancias muy intensas como elixires cuando vamos a estar durante tiempo en lugares muy cerrados, al igual que es posible que los aromas “sport” no nos hagan parecer igual de elegantes el día de nuestra boda que yendo al club náutico con unos amigos.

El perfume hay que saber elegirlo para la ocasión eso demostrará nuestro buen gusto.

¿Por qué nos aplicamos perfume?

La respuesta a esta pregunta ha ido variando conforme el paso de los siglos. En la historia del perfume contemplamos como las personas lo han utilizado y necesitado por causas muy distintas pero siempre asociado y derivado de cada momento social que se ha acontecido y que ha marcado la historia social mundial. Por tanto podemos establecer que el perfume como decía la actriz Sofía Loren, “como la seda, el vino y las flores, es uno de los lujos necesarios de la vida”, pero ¿por qué es esto asi?. En primer lugar porque como decíamos las fragancias tienen un factor social importantísimo, son una realidad histórica que surge de las necesidades humanas, para potenciar y mejorar sus relaciones sociales. Los monarcas empezaron a impulsar su uso en la sociedad debido a la falta de baños y el olor de las calles, se infunde como un complemento para la higiene y las relaciones entre las personas desde la antigüedad, pero mucho antes, ya con los Sumerios y Egipcios se utilizaba como ofrenda a los dioses, se quemaban materias, sustancias aromáticas para desprender sus aromas y que llegaran a las divinidades. Nos perfumamos en primer lugar por esto, para mejorar nuestras relaciones sociales, fortalecerlas, potenciarlas, y por una asociación con la higiene personal, el buen gusto y el aseo.

Por otro lado también nos perfumamos por la potente influencia emocional que tiene. El perfume crea, inspira sentimientos, sensaciones, atrae, transmite sensualidad, elegancia, sofisticación, tranquilidad, vitalidad, incluso es capaz de potenciar e intensificar ciertos rasgos visibles como puede ser la feminidad o al contrario transmitir virilidad. El perfume ligado a uno de los cinco sentidos (el olfato) es sin ninguna duda la llave que abre una de las grandes puertas hacia el abismo de las emociones humanas.

En tercer lugar nos perfumamos también porque somos amantes del arte y el arte no sólo es la pintura o una impresionante pieza musical, arte son los frascos esculturales que aguardan los aromas únicos de las fragancias, arte es la armonía aromática que como una melodía evoluciona y se transforma sobre nuestra piel produciendo un enorme bienestar interno a quien va perfumado, el arte no es cualquier aroma ni lo es cualquier fragancia igual que todas las esculturas no son arte para todos, los grandes perfumistas crean para nosotros piezas aromáticas únicas, por eso nos perfumamos porque al fin y al cabo perfumarse forma parte de una manera de vivir que nos hace más felices.

¿Por qué algunos perfumes o marcas de fragancias son más caras que otras?

Sin ninguna duda en primer lugar por la calidad de las materias y sustancias aromáticas utilizadas. El extracto, o aceite esencial de una planta puede extraerse de diversas partes de la misma, de las hojas, del tallo, de las raíces, de la flor, que se haya sacado de una parte o de otra y la zona donde se ha cultivado, los cuidados que se le haya dado a esa planta, incluso las lluvias de la zona de cultivo y la especie elegida dentro de esa familia de flores determinará sin ninguna duda el precio de una fragancia. Sabemos que hay marcas como por ejemplo Aqua di parma que utilizan ingredientes naturales de una gran pureza. El método de extracción para llegar al “absoluto” a la esencia más pura y refinada de una flor también condiciona su precio, porque su precio va unido a un valor mayor.

Otras veces hablamos de que hay ingredientes muy difíciles de conseguir esto también hace que unas marcas sean más caras que otras.

También hemos de tener en cuenta los frascos. Hay marcas que crea frascos totalmente artesanales, hechos a mano, esculpidos a fuego con materiales naturales también de la mejor calidad, con diseños que son arte para la vista y que acaparan multitud de miradas en las perfumerías y en los tocadores de las casas. Hoy en día los frascos de muchas fragancias son verdaderas esculturas, son obras de arte con valor propio.

¿Qué debo tener en cuenta para comprarme o regalar un perfume?

A la hora de comprarme un perfume o regalarlo he de tener muy en cuenta la personalidad, esos rasgos característicos de la persona para que nos sintamos identificados con esa fragancia y estemos a gusto vistiéndonos con ella cada día. La gente suele tener en cuenta también el que se trate de un aroma masculino o femenino, ¿es para una mujer o para un hombre?, aunque hoy en día más que nunca la gente se compra un perfume porque le gusta, cada vez más a todas las fragancias se les comienza a dar un uso unisex.

La edad puede influir en la elección de la fragancia también, aunque el perfume a grandes rasgos se dice que no tiene edad, lo importante es saber llevar el perfume y que se adapte a nuestra persona.

La hora del día (mañana, tarde, noche) es un factor importante a tener en cuenta a la hora de comprar una fragancia. La situación también lo es, incluso si el acontecimiento para el cual nos compramos una fragancia se da a puertas abiertas o en un lugar cerrado. No es lo mismo que nos casemos por la mañana que por la noche, que en invierno que en verano, con un vestido blanco o azul, en una pequeña sala cerrada o en una gran iglesia o en un lugar muy amplio, todo esto condiciona o debería condicionar la elección por el tipo de aroma y concentración de la fragancia. No es lo mismo tener una cita en una cafetería a las cuatro de la tarde que asistir a una sofisticada cena de gala a las diez de la noche. El perfume que elijamos será algo determinante a la hora de transmitir o de que los demás perciban nuestro buen gusto o ciertos rasgos de nuestra personalidad que no pueden expresarse de otra manera por eso elegir una fragancia no debe tomarse como una actividad a la ligera.

¿Cómo conseguir que el perfume me dure más?

Para la duración de un perfume es determinante el ph de la piel que tengamos. Las personas con la piel seca tienen distinto pH a las personas con la piel grasa y lo mismo ocurre con las pieles mixtas.

Cada tipo de piel deriva en un distinto manto hidrolipídico (manto natural de protección de la piel formado por agua y lípidos). El manto hidrolipídico, balance entre grasa natural y sudor, determina lo que se conoce como pH (grado de acidez). Para que nuestra piel tenga un buen aspecto, y cumpla eficientemente sus funciones como; protección, primera defensa ante los microorganismos, etc, se ha de mantener en su valor idóneo o fisiológico entre 4.5 y 5.7.

  • 4,5 a 5,0: pH pieles grasas
  • 5,2 a 5,5: pH pieles normales/mixtas
  • 5,7 a 5,9: pH pieles secas

Las personas con un pH que les confiera una piel seca tienden a degradar la fragancia con más intensidad de manera que les dura menos. Tener una hidratación óptima hace que la piel retenga el aroma de cada perfume mucho más, por eso para conseguir que un perfume nos dure más tiempo es importante utilizar productos cosméticos corporales perfumados de la misma línea que la fragancia que llevamos, leches, cremas, bálsamos corporales, consiguen significativamente la perpetuación en el tiempo del aroma, mayor duración, encapsulando en la piel la fragancia por más tiempo e intensificando su aroma, se gana duración e intensidad.

También es importante para aumentar la duración utilizar otro tipo de productos corporales o para el rostro que compartan la fragancia base con el perfume, es decir todos los productos pertenecientes a la línea de una fragancia como desodorantes, after shaves, productos para e afeitado o perfumes para el cabello, que tengan el mismo aroma potenciará significativamente el aroma de la fragancia y lo perpetuará.

¿Por qué el perfume le huele distinto a cada persona?

Hay muchos factores que ocasionan el que un mismo perfume le huela distinto a cada persona. En la piel es donde se dice que hacemos nuestro el perfume ya que puede cambiar de manera sorprendente e insospechada. Incluso a una misma persona en determinadas épocas o situaciones puede olerle el mismo perfume de diversa manera. Esto es debido al pH de la piel de cada uno, a las hormonas y los cambios hormonales, la alimentación y la actividad física diaria, el resto de productos cosméticos como pueden ser las cremas corporales que utilicemos, incluso los suavizantes utilizados para la ropa o el tabaco, son causas que influyen en la percepción de una fragancia pudiendo alterar su aroma y composición.

¿Dónde y cómo perfumarnos?

Coco Chanel decía que nos tenemos que perfumar donde queremos que nos besen. Seguro que la reacción será inminente, habremos perpetuado ese beso para siempre en el recuerdo. Las fragancias pueden aplicarse en lugares muy diversos. Comenzaremos perfumando las muñecas y el cuello.

Cuando la temperatura sube los perfumes desprenden sus aromas con intensidad. Por tanto, tienes que aplicarte el producto en los puntos en los que el cuerpo desprende calor, es decir, en las zonas un tanto cálidas del cuerpo como cuello, nuca, parte trasera de las rodillas, escote, tobillos, zona de los riñones, ombligo, detrás del lóbulo de la oreja, la parte interior de la muñeca. El aroma se desprenderá con cada palpitación del corazón, mientras respiramos lo sentiremos más intensamente en la zona de latidos. También lo puedes aplicar en zonas móviles como las articulaciones en su parte trasera, dejarás una estela con cada movimiento. Pero no sólo podemos perfumar la piel, podemos aromatizar complementos, objetos y lugares.

La cantidad adecuada de fragancia depende de las concentraciones, nunca debe percibirse el perfume que llevamos antes que nuestra presencia. El perfume que llevamos debe formar parte de nosotros sintiéndose sorprendentemente con nuestra presencia y dejando una ausencia a nuestra partida.

Podemos perfumar las siguientes zonas y/o elementos:

  • Las Muñecas
  • El cuello
  • En la zona detrás de las orejas
  • Comisuras de los brazos
  • Detrás de las rodillas
  • Clavícula
  • Escote Cabello
  • Ropa y Complementos de moda
  • Ambiente

La manera adecuada de perfumarse es crear una bruma de tal manera que el líquido de la fragancia no llegue directamente a nuestro piel, a los complementos o a nuestra ropa ya que las gotas de alcohol deben ser evaporadas en el aire antes del contacto con la piel para evitar alteraciones en la percepción de los aromas. Además, algunos perfumes contienen más cantidad de aceites esenciales debido a su gran calidad y debemos conseguir que ninguna gota de aceite caiga sobre nuestra ropa o joyas para evitar manchas o su deterioro.

¿Qué tipos de perfumes puedo comprar?

Podemos encontrar distintos tipos de perfumes según el aroma predominante, lo importante es que se adapte a nuestra personalidad, al momento del día y a la situación. Conocer las materias olfativas que integran la base del aroma de un perfume nos puede ayudar a la hora de comprar para no equivocarnos. Esta es la clasificación de perfumes que presentamos:

CÍTRICOS O HESPÉRIDES:

Se entienden pertenecientes a esta familia las fragancias creadas con aceites esenciales de cítricos como puede ser el limón, la naranja, el pomelo, la lima, la mandarina o la bergamota. Las fragancias cítricas transmiten frescor, energía, por lo que son perfectas para el día, para realizar actividades al aire libre, para verano o para los días que necesitamos dinamismo, fuerza, ánimo. o Un ejemplo de esta familia es O DE L´ORANGERIE de Lancome.

FLORALES:

La gran familia floral agrupa todos los perfumes cuyo tema principal gira en torno a una flor o a un bouquet de flores. o Un ejemplo de esta familia es PARIS de Yves Saint Laurent.

AMADERADOS:

Las fragancias de esta familia contienen notas de maderas, como el pachulí, el aroma del cedro, el vetiver, la madera del sándalo, el pino o el ciprés. o Un ejemplo de esta familia es MADERA DE NARANJO de Ángel Schlesser.

AMBARADOS U ORIENTALES:

Esta familia agrupa perfumes con notas suaves y calientes, hechas con especias y sustancias aromáticas exóticas, como la vainilla, la canela o el ámbar. Deben su nombre al ámbar gris, una secreción de los cachalotes muy utilizada en perfumería a comienzos del siglo XX debido a su peculiar aroma. Son perfumes intensos lo que les hace especialmente adecuados para la noche. o Un ejemplo de esta familia es DIOR ADDICT de Dior.

ESPECIADOS:

Las fragancias de esta familia contienen especias como notas predominantes, ejemplos de ellas son el incienso, el clavo, la nuez moscada, la pimienta, el cardamomo o el jengibre. Estas fragancias son ideales para personas muy seguras de sí mismas, con una potente vena sensual y sexual. o Un ejemplo de esta familia es LOEWE 7.

AFRUTADOS:

La familia olfativa afrutada presenta notas de las más diversas frutas, como melocotones, fresas, piñas, melón, sandía, naranjas, todas las frutas que tienen su aroma característico en la pulpa. Las fragancias de este grupo olfativo se reconocen por ser muy alegres y vibrantes, y por esta razón se encuentran más en los perfumes femeninos joviales. o Un ejemplo de esta fragancia es BE DELICIOUS de Donna Karan.

DULCES O GOURMAND:

Las fragancias pertenecientes a esta familia están compuestas por aromas dulces, melosos, cálidos, azucarados, como el caramelo, el algodón de azúcar, la miel, el chocolate. o FANTASY de Britney Spears es un ejemplo de esta familia.

HERBÁCEOS O VERDES:

Las fragancias de este grupo olfativo desprenden un inconfundible aroma a hojas tiernas, al campo, a la hierba recién cortada, al que en ocasiones se suman ejemplos como el té verde o frutas sin madurar. La nota verde infunde frescor y optimismo, evoca lo natural, lo libre y lo juvenil. o Un ejemplo de esta familia es EAU DE CAMPAGNE de Sisley, entre sus componentes la hoja del tomate.

EMPOLVADOS:

Esta familia de perfumes comprende fragancias que huelen a polvos de talco, a limpio, son jabonosas. Este tipo de esencias tienen un toque nostálgico, retro e incluso nos recuerdan a olores de nuestra infancia y a la elegancia de las señoras de antes. Los polvos de iris, de arroz o el talco se relacionan con la piel limpia y suave, almizclada y floral, como la de los bebés. o Un ejemplo de esta familia es Nº19 POUDRE de Chanel.

AROMÁTICOS:

Las notas aromáticas suelen ser mezclas de salvia, romero, comino, lavanda, mentol y otras sustancias con un intensísimo aroma a hierba y a especias que transmiten sensación de frescor, de limpieza o Un ejemplo de esta familia es Esencia de Loewe.

ACUÁTICOS:

Este tipo de fragancias son frescas, sutiles y proporcionan una embriagadora sensación de limpieza y naturaleza debido a ingredientes como las algas. o Un ejemplo de esta familia es AQUA MARINE de Bulgari.

CUEROS:

Las fragancias de esta familia contienen aromas que tratan de reproducir el olor característico del cuero, con notas de humo, de abedul, de tabaco, de madera quemada, de piel curtida. o Un ejemplo de esta familia es DIOR HOMME de Dior.

CHIPRE:

Esta familia recibe su nombre de un perfume fabricado en Chipre y famoso en la Antigua Roma. François Coty lo redescubrió a finales del siglo XIX y creó “Chypre” en 1917. Estas fragancias, ricas y persistentes, tienen una base de musgo de encina, pachulí, sándalo y bergamota. o Un ejemplo de esta familia es MISS DIOR CHÉRIE EAU DE PARFUM de Dior.

FOUGUERE:

Fougere significa helecho. Es una familia de perfumes que evoca el aroma de los bosques adopta el nombre de una fragancia francesa ya desaparecida, “Fougère Royale”. El éxito de este perfume convirtió la combinación de lavanda, roble, helecho, musgo de encina, maderas y bergamota en punto de partida para multitud de fragancias. o Un ejemplo de esta familia es EGOÏSTE PLATINUM de Chanel.

¿Qué significan las abreviaturas, EDP, EDT y EDC?

En este artículo vamos a explicar qué significan las abreviaturas EDP, EDT y EDC, que tanto utilizamos en nuestra WEB y que seguro habréis visto en otros tantos sitios.

Como podéis ver a simple vista en casi todos los "perfumes" que tenemos a la venta en nuestra WEB, se leen las abreviaturas EDP, EDT y EDC, pues bien, para todos aquellos que no sepáis qué quiere decir esto, o a qué se refiere, os hemos redactado este breve artículo donde explicamos que significan cada una de estas abreviaturas.

AGUA DE PERFUME (EDP / EAU DE PARFUM):

EL Agua de Perfume, ofrece una profundidad aromática importante, de intensidad alta. Es la forma que se presenta por debajo del Perfume/Elixir, en concentración de la esencia y algunas veces en calidad de materias. Tiene una duración de media superior al EDT. Ej: Hugo Boss Nuit pour Femme EDP

AGUA DE TOCADOR (EDT / EAU DE TOILETTE):

El agua de tocador, también llamado EAU de toilette, de matices aromáticos más ligeros. Puede tener que aplicarse varias veces al día porque su concentración de esencia es menor. Su aroma dura menos que el EAU de parfum. Ej: Issey Miyake L´Eau D´Issey EDT 100 ml

AGUA DE COLONIA (EDC / EAU DE COLOGNE):

Para muchos resulta la mejor opción para usar por la mañana, a diario o después de la ducha, pues es una versión mucho más vaporosa y diluida. Es de las tres concentraciones, la más vaporosa. Ej: Hermès Eau d'Orange Verte EDC 200 ml

Precios bajos
Precios bajos
Muestras gratis en cada pedido
Muestras gratis en cada pedido
Envío gratis
Envío gratis en 24-72 h.
Devolución en 30 días
Devolución en 30 días
Compra y pago seguros
Compra y pago seguros
Distribuidores oficiales
Distribuidores oficiales